lunes, 31 de octubre de 2016

Gavilán común: tercer año

Un gavilán en su tercer año de calendario ya es un ave experimentada que ha superado la etapa más crítica de su vida, aunque la mortalidad de los gavilanes adultos sigue siendo elevada. Supuestamente nos encontramos con un ejemplar con plumaje de adulto que ya ha realizado una muda completa el año anterior, por lo que hay que fijarse en plumas retenidas para datar con precisión esta edad.

Os muestro esta hembra, capturada el 17 de julio de 2005. Tenía tres pollos de 25 días y 1 huevo no eclosionado. Como hemos visto en las entradas anteriores, la muda ya había comenzado, habiendo mudado de la P1 hasta la P5 y sus respectivas CCPP. Asimismo, ya había avanzado las CCMM hasta la CM4. Pero no había empezado con las SS todavía. Las flechas azules muestran plumas mudadas la temporada anterior y de patrón adulto. ¡Ojo! esta hembra tenía parada la muda, probablemente debido al estrés energético de sacar adelante a sus tres pollos grandes.


Si miramos el mismo ala por debajo podemos ver algunos detalles. Os he incluido varias flechas. Las negras indican plumas mudadas en la temporada actual y las azules son plumas mudadas la temporada anterior. Como ya expliqué en entradas anteriores, la primera pluma en mudar esta temporada era la P1 (flecha negra) y la última la P5 (flecha negra). Cualquier pluma más vieja que la P1 será de la temporada anterior. Entre las SS observamos notables diferencias de desgaste. Así, he indicado tres SS con flechas azules. Son las últimas SS mudadas en la temporada anterior y que muestran un patrón nuevo que contrasta con la S1 y la S5, que fueron las primeras SS mudadas la temporada anterior. No obstante, ninguna de las SS es más nueva que la P1. De esta forma puedo saber que esta hembra siguió el patrón de muda establecido, acabando correctamente toda la muda. 


Ahora paso a la cola. En la primera imagen se observa como ya se había mudado el par central y el resto de plumas fueron mudadas la temporada anterior. En esta primera foto falta una pluma, pero es un problema de posición de la pluma, pues en la segunda foto, posición ventral de la cola, se observan perfectamente todas las plumas. 




¡Bien! Con lo que tenemos hasta ahora podríamos dar a esta hembra una edad 3ac+. Dado que es un ave que ha empezado una muda sobre un plumaje adulto completo, sin plumas de vuelo retenidas. Por lo tanto, no podríamos asegurar si había nacido tres temporadas atrás o antes. Pero si nos detenemos a observar los hombros podemos detectar tres tipos de plumas: las nuevas de esta temporada (e.g. flecha negra), las de la temporada anterior (e.g. flecha azul) y unas marrones, muy desgastadas y en las que se aprecia levemente el desgastado borde beig (flechas verdes). Estas últimas son plumas juveniles retenidas. Este es el lugar habitual en el que se encuentran plumas retenidas. En este caso esas plumas nos permiten establecer con seguridad la edad del ave en 3 años de calendario.


 Por último, el iris ya comienza a tener unos tonos anaranjados.


Bien, cambiamos de tercio y nos vamos a un macho con más pistas. Se trata de un ejemplar que capturamos el 21 de julio de 2007 con dos pollos de 30 días. Si nos fijamos en la foto, observamos plumas muy desgastadas en las alas que,¡ojo!, son de patrón adulto pero que habín sufrido una gran abrasión. Vamos por partes: Las PP 1 y 2 estaban nuevas, recién mudadas, la P3 estaba ausente (muda activa) y las CCPP en línea con las PP. Por lo tanto, cualquier pluma más vieja que la P1 era de la temporada anterior (flechas azules).

¡Atención! Aún no había comenzado a mudar las CCMM.

Ahora vamos a entrar en los detalles de las SS. De acuerdo con el patrón de muda, la primera S en mudar sería la S1, en uno de los focos, y luego la S5 en otro. Bien! esas serían las SS más viejas de la temporada anterior, mientras que las SS4 y 8 serían las más nuevas. La primera parte se cumple, de forma que las SS1 y 5 son viejas y se observa un gradiente que sigue el patrón descrito. Pero en este caso la S más nueva era la S7 y, sin embargo, la S8 se mostraba mucho más vieja y desgastada. Si sabemos que la S8 es de las últimas SS en mudar, esta debería ser una de las más nuevas, lo que no se corresponde con lo visto en la foto. La S8 (flecha verde) es mucho más vieja que cualquiera de las otras SS. Esto quiere decir que estaba retenida de dos temporadas anteriores. Si además le abrimos el ala y observamos la forma de la pluma, veríamos que esta S es más estrecha que las de los lados, con lo que tenemos una S juvenil.

Además, si repasamos el manto, sobre todo los hombros, encontramos, como en el caso de la hembra anterior, que hay tres tipos de plumas: nuevas (flecha negra), de la temporada anterior (flecha azul) y de dos temporadas anteriores, juveniles con su ribete beig (flecha verde).

Por lo tanto, no cabe duda, se trata de un macho de tercer año de calendario.


Os pongo una foto de su cabeza. Fijaos que el iris tiene ya tonos rojizos. Esto me enseñó que existe una gran variabilidad de tonalidades de iris y que los tonos rojos no tienen por que estar asociados a edades avanzadas, ¡ni mucho menos! Esto lo recalcaré en siguientes entradas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada